Testimonio

Sacar la voz y florecer

By 7 Febrero, 2019 No Comments

*Contenido sensible

 

Ocho años atrás fui víctima de abuso sexual por parte de la ex pareja de mi mamá. Era muy pequeña pero aun así aprendí a mirar con otros ojos, cosa que mi familia no hacía pues a mi abusador lo veían como la persona, pareja, padre perfecto. Recuerdo que siempre quise demostrar que él era todo lo contrario pero, a pesar que daba señales, nadie las entendía. Mi mamá se separó de él pero, aun así, yo seguía escuchando los mejores comentarios hacia él.

Me aburrí de eso el año 2016 después de pensarlo mil veces. Mientras escuchaba ‘Emilia’ de Ana Tijoux sentí que debía sacar la voz y poder florecer. Fue ése el día en que decidí contar sobre mi abuso. Pese a que habían pasado años no podía hablarlo. Decidí escribir una carta a mi mamá contándole que su ex pareja había abusado de mí. Desde ese día mi vida cambió: me sentí liberada de una parte de mí que me daba asco, miedo, y pena. Desde ese día, también, cambió la vida de mi familia completa: mi mamá y yo nos convertimos en mariposas libres para poder volar tranquilas y sin miedo; aprendimos a querernos y a respetarnos.

Decidimos denunciar pero, al tiempo, la fiscalía decidió cerrar el caso. Desde ese día me dieron ganas de ayudar a mujeres porque la justicia en Chile es muy mala. Somos nosotras las cuestionadas mil veces, las que tenemos que declarar mil veces, y realizar otros trámites que suelen ser muy angustiantes y dolorosos, ¿para qué? Para que muchas veces el caso no llegue a nada. Sin embargo, no dejemos de sacar la voz y sanar nuestra alma, de liberarnos de todo, sabiendo que nos estamos sanando poco a poco con ayuda de nuestr@s cercan@s.

Leave a Reply